El Karma – V.M Samael Joab Bathor Weor

“El karma del hombre a cada instante ke se equivoca, se va aumentando”.

¿Qué es karma?

El hombre desde que empezó a existir en este y otros mundos como ser humagdu, a medida que sus acciones son buenas, van generando Darma.  En el banco de los tribunales del cielo se deposita un valor.

Cuando se hace lo contrario a la ley de Dios, genera el karma, semejante a una carga  que la persona se va echando cuando peca.  Esto es semejante a una deuda y está pendiente.

Aquel que viola la ley queda  debiendo  ante los tribunales del cosmos el costo de esa mala acción.  La carga que tiene el hombre es tan grande que por más sacrificios que haga, no lo podrá pagar.

Hasta el más corrompido de los seres humanos tiene una fracción de Dios.  “Toda alma que pecare morirá”.

Jasua dio una forma, la más grande de desenkarmarse.  Es simple y sencilla, pero no para aquellas almas muy enfermas que están a punto de morir.

La mejor forma de endarmarse es ayudar a los menesterosos.  Hay  caridad para con el cuerpo y otra para con el alma.

Hay otro tipo de caridad: La que han tenido los Mesías que han venido a salvar a las criaturas.

Por cada ser humano hay millares de Dioses caídos.  Aquel ser que vive en vosotros y sois vosotros mismos.  Dentro de la sangre de cada uno esta el alma.  Ellos, esas almas que viven dentro  de los seres humanos son criaturas que están siendo animadas  y claman a Dios para que  sus cuerpos sean salvados.  Quienes son los ke tiene caridad con esas almas?

KRISTO dijo: “Así como Do hago, vosotros también hacedlo”.  Los envió a rescatar almas.  Esa es la caridad que cubre multitud de pecados.

Los Maestros, Mahatmas, Dragones y Demonios  esperan que una persona con conciencia llegue a ellos.

El 10% de las acciones que acumule una persona va a favor del que le ayudo a levantarse.

En los días de Baal, él enseñó el camino de la liberación.

En los días de Belcebú el enseño el camino de la liberación.

Fueron Mesías ke se lanzaron al mundo para ayudar a salvar.  Pero dado el riesgo que es venir a la gea, cayeron pero en sus tiempos enseñaron a millones el camino de la salvación.  Y cada uno de ellos por haber sido salvados y rescatados, por haber venido a salvarlos, el 10% de sus obras pasó a la cuenta de aquellos que los vinieron a salvar.

Ellos que cayeron por venir a ayudar a los seres humanos, el cielo los sigue aportando el 10% de los que salvaron.  Con  los siglos ese porcentaje se va ausertando.

De esta forma esos demonios que reposaban en el abismo, al paso de los siglos, hace que ese demonio no vaya a la muerte segunda porque hay en el libro de los cosmos cuentas a su favor.  Así los grandes demonios han tornado nuevainti a Dios.

Samael Joab Bathor Wehor

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *